foto-natxoAparentemente podría ser un domingo cualquiera, uno de esos domingos que por cosas de la vida cada vez se valoran menos, valoramos poco el domingo porque nuestra mente está pensando ya en el lunes. Qué pena, no poder decidir en nuestros pensamientos y vivir más inténsamente nuestros presentes.

Pero hoy para nosotros será diferente, nos hemos obligado a pensar y planear un plan diferente para este domingo que estaremos por Getxo.

Os comentamos a continuación en qué consistirá nuestro plan. Después de ver muchas opciones por internet sobre qué hacer en Bilbao, qué hacer en Getxo, dónde comer y a dónde ir…hemos seleccionado dos actividades para el día de hoy.

En primer lugar vamos a dar un paseo en barco por la ria de bilbao y en segundo lugar y después de comer nos iremos a los cines de getxo, hemos pensado ver la película Figuras ocultas, tiene muy buena crítica.

El plan del paseo en barco lo hemos organizado de la siguiente manera, localizamos por internet empresas de paseos en barco por bilbao y ria de bilbao, en el buscador Google encontramos la empresa Sailing and Wine, nos dió muy buena impresión y ésta mejoro en el momento que nos pusimos en contacto con Natxo Taibo, es el capitán y gerente de la empresa. Desde el primer momento todo fue perfecto, tanto la disponibilidad de horarios como las explicaciones sobre sus servicios y rutas.

Al final decidimos hacer un paseo en barco por la ría de Bilbao, qué buena elección, una maravilla. Ya el paseo en velero es muy agradable, hacia un solete muy agradable y la mar estaba muy en calma. Además, al ir adentrándonos por la ría Natxo nos contaba con todo tipo de detalles la historia vinculada al escenario por dónde se desarrolla el paseo, a ambos lados de la ría había mucha historio, sobre las acerías y los astilleros. Una maravilla de paseo, un lujo contar con el conociemiento y atención de nuestro capitán.

Ya de vuelta y una vez asimilado tanta historia, nuestro apetito también quiere decir algo, entonces es cuando Natxo, saca un aperitivo y descorcha una botellita de vino Rioja para que nuestros paladares continúen con la fiesta. Menudo lujo y que suerte haber acertado con la excursión en barco.

Sin darnos cuenta y de una manera muy relajada llegamos de nuevo al Puerto deportivo desde dónde partimos, allí nos despedimos de Natxo y nos decimos  un hasta luego…repetiremos seguro.

Ya en el Puerto deportivo de Getxo, la oferta para comer y tapear algo es muy buena, sin darnos cuenta y sin tener que decidir nos sentamos en una de esas maravillosas terrazas a tomar un pintxo y una cervecita, poco a poco el tiempo plácido corre hasta que nos llega la hora del cine.

Después de esta experiencia, un poco de planificación para un domingo nunca cualquiera es interesante. Nunca es tarde por aprender.

Un saludo a todos!